SOBRE EL PLAN

A través de la “evolución en espiral de vuestra alma”, es decir, a lo largo de los diferentes ciclos de existencias (que conocéis como vidas), vuestras almas …

… han escogido experimentar la vida separada de Todo lo Existente, a través de una amplia gama de “aspectos” del ser.

Todos habéis experimentado, de alguna manera, los Aspectos Inferiores del Ser: como individuos victimizados, crueles, egoístas, irascibles y rencorosos, entre otros aspectos. Todos vosotros habéis experimentado también los Aspectos Más Elevados del Ser: la calidad de seres generosos y fuertes, al servicio de los demás, demostrando amor, compasión, tolerancia y cuidado, entre otros.

En este ciclo presente, vuestras almas han escogido volver a la unicidad, es decir, os habéis decidido a unificar todos los aspectos del ser. En otras palabras, habéis escogido transmutar todos vuestros aspectos discordantes e integrarlos como unidad. De esta manera, no solo estáis realizando un proceso de unificación dentro de vosotros mismos, sino también fuera de vosotros mismos, con todo lo que existe.

De hecho, ahora estáis integrando conscientemente vuestros cuerpos de luz multidimensionales al tiempo que os integráis en el campo unificado de la conciencia multidimensional de todo lo existente. De hecho, os estáis volviendo conscientes de que formáis parte integral, de que no estáis separados, de la Matriz Energética de la Conciencia que constituye el cosmos.

Con el fin de que podáis ser capaces de lograr este proceso de unificación dentro y fuera de vosotros mismos, debéis en primero lugar transmutar e integrar todos los aspectos discordantes de vuestros Seres. Es necesario para que estéis en posición de poder entrar en resonancia armónica en el Campo Unificado de la Conciencia Multidimensional de Todo lo Existente, y estar en la unicidad.

Al hacer esto, podréis acceder al “banco de información de Luz” contenido en el Campo Unificado de la Conciencia. A la vez, tendréis la percepción de «cuál es el papel que desempeñáis» dentro de ese Campo. Porque cada parte tiene su función, cada parte desempeña un papel en la evolución de la Unidad. Este papel se denomina con frecuencia “la misión de la vida”.

En vuestros aspectos más elevados, todos estáis participando y creando el Plan Divino. Siendo el Plan Divino un “plan general” de la manera en que los aspectos más elevados del colectivo desearían que fuera ese campo unificado de la conciencia, basándose en el amor y en los acontecimientos que tendrán lugar en ese instante de la evolución. Pues bien, el “Colectivo o Conciencia Unificada” toma decisiones sobre qué es exactamente lo que debería ocurrir para el mayor beneficio de todo lo existente. No se trata de una planificación fija, más bien de una idea de la evolución progresiva basada en el libre albedrío y el amor, y orientada hacia metas más y más altas para el beneficio de todos.